Planificación de Contingencia

Un plan de gestión de riesgos es similar a un plan de contingencia, ya que también es de naturaleza proactiva. Sin embargo, con la gestión de riesgos, dispones de un plan de acción para evitar que se produzcan posibles crisis, a la vez que reduces el impacto de estas, en caso de que ocurran.

Un plan de contingencia solo se activa una vez que un determinado evento negativo se vuelve inevitable o hay suficientes señales de advertencia para desencadenar una respuesta de contingencia.

Un plan de contingencia tiene que incluir un fondo de contingencia, que reserva cierta cantidad de recursos por ejemplo, dinero, personas, tiempo para cubrir los costes inesperados.

Es una buena idea decidir esta cantidad con tu equipo u otras partes interesadas de antemano para evitar futuros desacuerdos. Resiste la tentación de recortar estos fondos incluso en momentos de contracción del presupuesto.

Si algo sale mal, tendrás que explicar a la dirección qué pasó con tu plan de contingencia. Si bien la planificación de la contingencia parece una buena idea, no todo el mundo estará de acuerdo en que es necesaria.

Antes de empezar a hacer algo, averigua lo receptivos que están los grupos de interés de tu empresa. Si no hay suficientes ejecutivos que piensen que es importante, no pierdas ni tiempo ni esfuerzo en crear uno. Los planes de contingencia deben actualizarse periódicamente para tener en cuenta los nuevos riesgos, los cambios en las políticas del gobierno y las sacudidas en la estructura organizativa.

En resumen, deben permanecer actualizados y continuos. Programas recordatorios un par de veces al año para revisar el plan existente y realizar cambios si es necesario. Una política de plan de contingencia es un documento formal que describe los objetivos de la contingencia para tu organización, como recuperar el nivel operativo normal en un momento determinado.

Una política también expresa la autoridad y proporciona la orientación necesaria para que las partes interesadas creen un plan de contingencia. Un análisis de impacto comercial BIA se utiliza para determinar el impacto potencial, tanto operativo como financiero, de un evento disruptivo en tu organización.

Este análisis te permitirá reconocer los sistemas, componentes y procesos que son vitales para tus funciones comerciales y, por lo tanto, identificar tus prioridades de recuperación en caso de una urgencia.

Cada organización tiene su conjunto único de riesgos potenciales, que se pueden identificar con una evaluación de riesgos. Una vez que hayas implementado un BIA, sabrás cuáles son tus operaciones comerciales fundamentales.

Para recopilar aún más ideas, programa una sesión de lluvia de ideas con tu equipo ejecutivo u otras partes interesadas. A continuación, debes identificar las amenazas que podrían cernirse sobre cada una de estas operaciones, por ejemplo, un fallo técnico o un cambio en las normas empresariales.

Una vez que hayas recopilado todos estos datos, inclúyelos en un registro de riesgos, un gráfico que te permite realizar un seguimiento de tus riesgos y de cualquier información que necesites conocer sobre ellos. Una vez que tengas identificados todos tus riesgos potenciales, es el momento de evaluar cómo podrían afectar a tu organización.

Hazte las siguientes preguntas clave:. Una forma de clasificar los riesgos es utilizar una evaluación de riesgos cualitativa , que ordena cada riesgo de acuerdo con su probabilidad de producirse, así como su impacto potencial.

Otro método común es la evaluación de riesgos cuantitativos , que calcula cuánto le puede costar a tu empresa cada riesgo y clasifica los resultados de más a menos costosos. Se trata ahora de empezar a trazar un plan de contingencia para los riesgos de mayor prioridad para tu organización, es decir, aquellos que tienen más probabilidades de ocurrir y causar más daños.

Describe las acciones reales necesarias para enfrentarse a un desastre e incluye controles preventivos que pueden reducir los efectos de las interrupciones. Un ejemplo de evento moderno y perjudicial para la mayoría de las empresas sería una infracción de los sistemas de información.

Los controles preventivos para esta situación consisten en invertir en un software antivirus de buena calidad, asegurarse de que el software se actualiza regularmente, crear contraseñas seguras y hacer copias de seguridad de los archivos en las propias instalaciones.

En cuanto al plan real, estas estrategias y procedimientos de contingencia suelen estar adaptadas al nivel de impacto en la seguridad del sistema y a los requisitos de recuperación.

Después de crear un primer borrador de tu plan de contingencia, es el momento de obtener la aprobación de las partes interesadas. Dado que los planes de contingencia suelen implicar a empleados y directivos de tu empresa, será extremadamente difícil implementarlos sin el respaldo adecuado.

Obtener la aprobación con bastante antelación también significa que los planes se pueden poner en práctica justo después de que ocurra un incidente. Los planes de contingencia suelen ser para todo el departamento o para toda la empresa.

Colócalos en una carpeta pública compartida con un nombre de documento claro para asegurarte de que todo el mundo tendrá fácil acceso a ellos en caso de una urgencia.

Después de haber puesto todo en marcha, puedes pasar a la etapa de ejecución. Es esencial que las partes que desempeñan funciones en tu plan de contingencia sepan cuáles son sus responsabilidades en cada situación de riesgo. Una vez que todo el mundo haya recibido la formación adecuada, cada uno de ellos estará preparado para actuar rápidamente en caso de una urgencia.

También se debe proporcionar formación a los nuevos empleados para que sepan qué es la planificación de contingencias, qué implica y qué deben hacer en el futuro.

En caso de un desastre real, ¿serían eficaces tus planes de contingencia? Solo hay una manera de averiguarlo, y eso es a través de las pruebas del plan. Dedica un tiempo a ejecutar los procedimientos para cada plan de contingencia como si cada situación de urgencia estuviera ocurriendo realmente.

Esto no solo validará las capacidades de recuperación de cada plan, sino que también mostrará si hay deficiencias o carencias, que luego se pueden solucionar. Los gestores inteligentes saben que no basta con crear un plan de contingencia. El mantenimiento del plan es más difícil y requiere más esfuerzo, pero eso es lo que lo hace aún más crítico.

La gestión de riesgos es un proceso continuo, y debes mantener tu plan actualizado cuando cambien los riesgos o necesidades empresariales. Una planificación exhaustiva de las incidencias te asegurará que estás preparado para enfrentarte a todos los riesgos que conlleva la gestión de una empresa.

Ya sean desastres naturales, accidentes en el lugar de trabajo, inestabilidad financiera, malware: estas son solo la punta del iceberg de las cosas que pueden salir mal.

Pero, ¿qué es exactamente un plan de contingencia y cómo se elabora uno? Un plan de contingencia es un conjunto de acciones y estrategias diseñadas para enfrentar situaciones adversas o inesperadas que puedan afectar el normal funcionamiento de una empresa u organización.

Este tipo de plan es especialmente útil en casos de emergencias, desastres naturales, ciberataques, o eventos que puedan poner en riesgo la estabilidad y continuidad del negocio.

Al enfrentar situaciones imprevistas, es crucial tener un plan en marcha que permita a la organización responder de manera rápida y efectiva, minimizando el impacto en sus operaciones y garantizando la seguridad de sus empleados y activos.

El primer paso para elaborar un plan de contingencia es realizar un análisis de riesgos. Esto implica identificar y evaluar todos los posibles eventos que puedan afectar negativamente a la empresa, así como la probabilidad de que ocurran y la magnitud de sus consecuencias.

Este análisis debe ser exhaustivo y contemplar todos los aspectos relevantes para la organización, incluyendo factores internos y externos. Algunos ejemplos de riesgos que pueden ser considerados son:.

Una vez identificados los riesgos, es importante evaluar la probabilidad de que ocurran y la magnitud de sus consecuencias, lo que permitirá priorizar y enfocar los esfuerzos en aquellos riesgos más relevantes y con mayor impacto potencial.

Una vez identificados los riesgos, es necesario asignar recursos y responsabilidades para cada uno de ellos. Esto incluye:. Es importante designar roles y responsabilidades específicas, así como establecer una cadena de mando clara. Además, es fundamental asegurarse de que el personal tenga la capacitación y habilidades necesarias para cumplir con sus responsabilidades en caso de emergencia.

Es fundamental contar con un inventario actualizado y accesible de todos los recursos necesarios , como maquinaria, vehículos, dispositivos de comunicación, y equipos de protección personal, entre otros. Establecer procesos claros y documentados facilitará la toma de decisiones en momentos de crisis y garantizará una respuesta rápida y eficiente.

Estos procedimientos deben ser revisados y actualizados periódicamente para asegurar su efectividad. La comunicación es crucial durante una situación de emergencia. Un buen plan de contingencia debe incluir:. Establecer medios de comunicación internos y externos, como teléfonos, correo electrónico o redes sociales, para mantener informados a empleados, clientes y proveedores en tiempo real.

También es útil contar con un protocolo de comunicación para situaciones de emergencia que defina quién será el portavoz oficial y cómo se transmitirá la información a los diferentes grupos de interés. Impartir cursos y talleres para que el personal conozca y entienda el plan de contingencia, sus roles y responsabilidades, y sepa cómo actuar en caso de emergencia.

La capacitación debe incluir tanto aspectos teóricos como prácticos, y puede abarcar temas como primeros auxilios, prevención de riesgos laborales, uso de equipos de protección personal, y protocolos de evacuación, entre otros.

Imaginemos que nuestra empresa está ubicada en una zona propensa a terremotos. A continuación, presentamos un ejemplo simplificado de cómo podría verse un plan de contingencia en este caso:.

Identificar los posibles riesgos asociados a terremotos, como daños en infraestructuras, interrupción de servicios básicos, dificultad de acceso a las instalaciones, entre otros.

Al planificar y gestionar un plan de contingencia, herramientas como Edworking pueden ser de gran ayuda. Esta plataforma de productividad integral permite:. Un plan de contingencia es una herramienta esencial para garantizar la resiliencia y continuidad de un negocio en situaciones adversas.

La elaboración de un plan de contingencia efectivo implica un análisis de riesgos, la identificación de recursos y responsabilidades, y la implementación de planes de comunicación y capacitación.

Además, plataformas como Edworking pueden facilitar la gestión y colaboración en la creación y actualización de estos planes, asegurando una respuesta rápida y eficiente en caso de emergencia. Un plan de contingencia es una estrategia proactiva diseñada para guiar a una empresa u organización en la respuesta a situaciones imprevistas o emergencias.

Incluye un conjunto de acciones y procedimientos específicos destinados a minimizar el impacto negativo de eventos adversos, como desastres naturales, ciberataques, o interrupciones de la cadena de suministro, asegurando la continuidad de las operaciones y protegiendo los recursos críticos.

Aunque ambos planes están diseñados para preparar a una organización para situaciones adversas, un plan de contingencia es más amplio y se enfoca en mantener la continuidad de las operaciones durante y después de cualquier emergencia.

Por otro lado, un plan de emergencia se centra específicamente en las respuestas inmediatas a emergencias para proteger a las personas y propiedades en el momento del evento. Un plan de contingencia efectivo incluye un análisis de riesgos, identificación de recursos y responsabilidades, procedimientos operativos claros, planes de comunicación interna y externa, y programas de capacitación para el personal.

Es crucial que el plan sea específico, práctico y flexible, permitiendo adaptaciones según la situación. Un plan de contingencia debe revisarse y actualizarse regularmente, al menos una vez al año o tras cualquier cambio significativo en la organización, como la introducción de nuevos procesos de trabajo, cambios en la infraestructura crítica, o después de una emergencia real, para incorporar lecciones aprendidas y garantizar su efectividad continua.

La creación de un plan de contingencia debe ser un esfuerzo colaborativo que involucre a líderes de todos los departamentos críticos de la empresa, incluyendo operaciones, recursos humanos, tecnología de la información, y comunicaciones.

Un plan de contingencia es una estrategia diseñada para ayudar a las empresas a responder eficazmente a eventos negativos o incidentes que puedan ocurrir en Un plan de contingencia es un conjunto de medidas y procedimientos diseñados para minimizar el impacto de imprevistos o crisis en una empresa Un plan de contingencia es un procedimiento claramente definido que puede ayudar a cualquier organización a lidiar con posibles riesgos comerciales, garantizar

Qué Es Un Plan De Contingencia Y Ejemplo

Planificación de Contingencia - La planificación de contingencia es el proceso de gestión que, por un lado, analiza los acontecimientos potenciales o situaciones emergentes que pueden Un plan de contingencia es una estrategia diseñada para ayudar a las empresas a responder eficazmente a eventos negativos o incidentes que puedan ocurrir en Un plan de contingencia es un conjunto de medidas y procedimientos diseñados para minimizar el impacto de imprevistos o crisis en una empresa Un plan de contingencia es un procedimiento claramente definido que puede ayudar a cualquier organización a lidiar con posibles riesgos comerciales, garantizar

Estrategia y mejores prácticas en gestión del talento. Cómo mejorar las habilidades De la estrategia a los pasos Cómo brindar revisiones efectivas a los empleados. Crear un plan estratégico de fuerza laboral Aborde su Por qué es importante mejorar las habilidades de su fuerza laboral. Cómo crear una cultura de aprendizaje.

Cómo los gerentes pueden dar soporte a los empleados virtuales y Cómo establecer objetivos SMART y eficaces para los Diversidad en el lugar de trabajo: las estadísticas están en. Mejores prácticas y estrategias de gestión del desempeño. Cómo la tecnología de capacitación y los LMS dan soporte al upskilling.

Cumplimiento de RR. y gestión de riesgos para la fuerza laboral global. Bienestar laboral para un mundo cambiante. La fuerza laboral híbrida. Aprendizaje en el flujo de trabajo. Diversidad en el lugar de trabajo. Experiencia del empleado. Healthy Offices, Healthy People.

The Benefits of Hiring Neurodiverse Workers. Come Together, Right Now: The Quest to Build Remote Digital Post-Pandemic Work Environment Employee Personalities. The Human Factors That Build Resilience. Fighting Misinformation in Business. Emotional Labor Is Frying Your Staff.

You Can Fix It. Addressing Digital Distractions to Focus on Work. Video Call Burnout: Cameras On or Off? How Remote Work Strategies Encourage Diversity. Why Mental Health Matters. Thinkers: Biohacking Your Work Culture with Flow.

How to Nurture Relationships with Your Contract Workers. Reinventing High-Touch Management for Remote Work. Apprenticeships: Using an Old Model to Recruit Fresh Talent. Connect Remote Workforces, Strengthen Corporate Culture. What Managers Can Do to Support Stressed Workers.

Gamification Helps Our Employees Learn Cybersecurity. Un plan de contingencia es un conjunto de medidas y un esfuerzo a gran escala, por lo tanto, realiza una sesión de lluvia de ideas con las partes interesadas relevantes para identificar y tratar los riesgos potenciales.

Si no estás seguro de quién debería estar incluido en tu sesión de lluvia de ideas, crea un mapa de análisis de participantes para identificar quiénes deberían participar. No es necesario crear un plan de contingencia para cada riesgo que planteaste.

Una vez que describas los riesgos y las amenazas potenciales, trabaja con las partes interesadas para hacer un análisis de riesgo e identificar el posible impacto de cada riesgo. Haz una evaluación del riesgo en función de dos métricas: la gravedad del impacto si el riesgo ocurriera y la probabilidad de que ocurra.

Durante la fase de evaluación de riesgos, asigna a cada riesgo su grado de gravedad y probabilidad; recomendamos utilizar alto, medio y bajo. Una vez que hayas asignado el grado de gravedad y probabilidad a cada riesgo, depende de ti y de las partes decidir qué riesgos son los más importantes a abordar en la medida de lo posible.

Por ejemplo, definitivamente debes crear un plan de contingencia para un riesgo de alta probabilidad y alta gravedad, mientras que no sería necesario crear un plan de contingencia para un riesgo de baja probabilidad y baja gravedad.

Las partes interesadas y tú deben establecer los límites. Por ejemplo, ¿qué van a hacer con los riesgos que son de baja gravedad, pero de alta probabilidad? A continuación te mostramos cómo podrían desarrollarse los diferentes riesgos y un posible escenario de plan de contingencia con el que tu equipo podría encontrarse:.

Gravedad alta y probabilidad alta o gravedad media y probabilidad alta. Crea planes de contingencia sólidos para estos riesgos.

Asegúrate de tener un plan de emergencia y de mitigación sólido en caso de que ocurran estos riesgos, para que puedas reanudar las operaciones comerciales normales lo más rápido posible.

Gravedad alta y probabilidad media. También crea un plan de contingencia para estos riesgos. Aunque es menos probable que sucedan, podrían tener un impacto severo en las funciones de tu negocio si así fuera.

La planificación proactiva para el peor de los casos puede ayudarte a dar una respuesta rápida ante eventos inesperados. Gravedad alta y probabilidad baja.

La elaboración del plan de contingencia para estos riesgos también es recomendado. La única diferencia para estos planes de contingencia es con quién debes compartirlos una vez finalizados.

Considera compartir estos planes con menos personas, ya que son menos relevantes. Gravedad media y probabilidad media o gravedad baja y probabilidad alta.

Considera crear planes de contingencia sólidos para estos riesgos. Es posible que quieras tener una reunión más pequeña con las partes interesadas para estos planes de contingencia o adoptar un enfoque menos riguroso para la planificación de las contingencias.

Pero tener un plan B con medidas generales de lo que podrías hacer si ocurren ciertos riesgos, particularmente si es probable que ocurran, es una buena estrategia proactiva.

Gravedad media y probabilidad baja, gravedad baja y probabilidad media o gravedad baja y probabilidad baja. No crees un plan de contingencia para estos riesgos. Es probable que estos riesgos no sucedan o que no afecten mucho las funciones de tu negocio si llegasen a ocurrir.

Sin embargo, planifica volver a revisar estos riesgos periódicamente para evaluar si la gravedad y la probabilidad han cambiado.

Crea un plan de contingencia para cada riesgo que hayas identificado como importante. Como parte de ese plan de contingencia, describe el nivel de riesgo y organiza una lluvia de ideas sobre el procedimiento de actuación que hará tu equipo si el riesgo llega a ocurrir.

Cada plan de continuidad de negocio debe incluir todos los pasos que debes seguir para volver a la normalidad.

Responsabilidades clave, incluido un gráfico RACI si es necesario. El cronograma de tu respuesta es decir, lo que debe hacerse de inmediato frente a lo que debe hacerse a más largo plazo. Por ejemplo, supongamos que has identificado una posible escasez de personal como un riesgo probable y grave.

La planificación de contingencia tiene por resultado programas de acción organizados y coordinados con funciones y recursos institucionales claramente identificados, procesos de información y medidas operativas para actores específicos en momentos de necesidad.

En base a escenarios de posibles situaciones de emergencia o desastre, permite a los actores clave visualizar, anticipar y resolver problemas que podrían surgir durante las crisis. La planificación de contingencia es una parte importante de la preparación general.

Pero la planificación Plznificación Ahorro asegurado anual es mucho más que asegurarse de que Planificwción empleado tenga Planificackón laptop y una conexión rápida a Apuestas de Jackpot Magic. Por LPanificación, muchas empresas se vieron beneficiadas al contar con un plan de contingencia con medidas generales Planificación de Contingencia comenzó la pandemia de coronavirus sars-cov-2 para poder dar continuidad a su negocio. Una vez identificados los riesgos, es necesario asignar recursos y responsabilidades para cada uno de ellos. Pero, ¿qué es exactamente un plan de contingencia y cómo se elabora uno? Se trata ahora de empezar a trazar un plan de contingencia para los riesgos de mayor prioridad para tu organización, es decir, aquellos que tienen más probabilidades de ocurrir y causar más daños. You may choose to manage your own preferences.

Video

Plan de Contingencia I

By Kagaran

Related Post

0 thoughts on “Planificación de Contingencia”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *